La Asamblea de Madrid ha dado luz verde este jueves a la toma en consideración de la Proposición de Ley de Ciudadanos en el Pleno autonómico, la primera de la legislatura, que pretende impedir que altos cargos nombren a familiares de hasta cuarto grado de consanguinidad como personal eventual o de confianza, una situación que se ha repetido en Móstoles de la mano de Noelia Posee desde que arrancara la legislatura.

Esta toma en consideración se ha aprobado con los votos a favor de Cs, PP y Más Madrid y la abstención de PSOE, Unidas Podemos y Vox.

Con ella, se modifican dos puntos de la actual normativa, y no se podrá nombrar como personal eventual a las personas que, en el momento de su nombramiento, tengan un vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable, o parentesco de consanguinidad o de afinidad dentro del cuarto grado, con los Altos Cargos de la Comunidad.

Durante el debate de la normativa, el portavoz de Ciudadanos, César Zafra, ha reconocido que todos los que han estado en política se han encontrado con algunos “caciques” que han colocado a “personas afines” simplemente “porque son familiares”.

“Esos caciques usaron la administración pública como si fuera una especie de cena de Nochebuena particular y han invitado a primos, cuñados, hijos, mujeres y esposos de todo tipo y al final en la administración y en algunos sectores era una cuestión más de apellido que de valía y esto no puede ocurrir”, ha lanzado.

El propio Zafra acudió el pasado lunes 10 de febrero a Móstoles para presentar esta propuesta, por entender que la localidad representa, tristemente, una situación de nepotismo que conviene erradicar.