Las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Móstoles en los centros de mayores de la localidad han visto peligrar su continuidad con la amenaza añadida del despido de 37 trabajadores de la empresa que viene gestionando este servicio.

Tal y como ha explicado el PP en un comunicado, la situación viene derivada de la “nefasta gestión de los recursos públicos que lleva a cabo el Gobierno del PSOE”, ya que el contrato firmado con la empresa que presta estos servicios de actividades en todos los centros de mayores “finalizó en abril de 2020”.

“El Ayuntamiento no inició los trámites necesarios para prorrogar el contrato, por lo que el 1 de enero concluye la vinculación máxima legal con esta empresa”, a lo que se añade que “el Gobierno del PSOE no ha empezado tampoco la tramitación del nuevo pliego para adjudicar este servicio”.

La portavoz popular, Mirina Cortés, ha subrayado que “esta es la tónica habitual de este gobierno, centrado en hacer una política de ataque al PP y al gobierno de la Comunidad de Madrid, y mientras tienen dedicados los recursos municipales a esta tarea, se olvidan de realizar los trámites para prorrogar un servicio tan esencial, como es la atención a nuestros mayores.

Según el propio testimonio de los trabajadores recogido por los populares, “el Ayuntamiento va a suspender todas las actividades que se realizan con mayores a partir del 1 de enero, despidiendo a 37 trabajadores que hacen esto posible, los cuales no han dejado de trabajar desde el inicio de la pandemia”.

“Exigimos que la alcaldesa dé una solución legal y con la máxima celeridad a esta situación de abandono de los servicios municipales para los mayores, que no tienen por qué pagar su desidia e incapacidad, así como para evitar la pérdida de 37 empleos por la negligencia en la gestión de un Gobierno socialista que perjudica directamente a los mostoleños y a su calidad de vida, a pesar de que Móstoles es una de las ciudades con más presión fiscal de Madrid”, apunta el PP.

Por su parte, la concejala socialista María Dolores Triviño ha respondido indicando que “la concejalía de Derechos Sociales y Mayores está trabajando, como siempre, para dar continuidad al servicio”, y ha añadido que “el bienestar de las personas mayores es uno de los objetivos de este Gobierno, como hemos garantizado durante toda la pandemia”.