Intu Xanadú y la Federación Autismo Madrid han firmado un convenio de colaboración para convertir el centro en el primer espacio comercial y de ocio ‘friendly’ con el autismo para mejorar la calidad de vida de las personas con este trastorno y sus familias, ha informado el centro en un comunicado.

Esta apuesta llega ahora a España como parte del ‘Positive Plan’ en el que está inmerso el centro y cuyo cumplimiento se materializó el pasado año con la renovación del certificación de Accesibilidad Universal otorgado por AENOR, que garantiza las mismas posibilidades de acceso a todas las personas.

Alexis Martín, gerente de intu Xanadú, ha explicado que han apostado por convertir intu Xanadú en un centro totalmente accesible que atienda a las necesidades de colectivos con necesidades específicas.

“Estamos ilusionados y agradecidos de esta colaboración con Federación Autismo Madrid para facilitar la visita a intu Xanadú a personas con autismo y sus familias”, ha señalado.

El centro comercial madrileño implementará las medidas necesarias para la realización de programas que fomenten y logren una inclusión real.

“Se formará al personal con el objetivo de ayudarles en la mejora de la atención y se ofrecerá asesoramiento técnico sobre posibles medidas de accesibilidad universal para personas con autismo”, añade el gerente de intu Xanadú.

Por su parte, Luis Pradillos, director de Federación Autismo Madrid, agradeció a intu Xanadú su sensibilidad y compromiso con las personas con TEA. “Los entornos amigables con el autismo son espacios que adoptan medidas con adaptaciones que favorecen la participación y la inclusión de las personas con autismo y disminuyen su ansiedad y la de sus familias, favoreciendo su calidad de vida”, ha indicado.

Esta iniciativa es además otra de las apuestas del grupo británico intu, propietario del centro, para proporcionar a las personas con autismo espacios donde tengan una experiencia agradable, se sientan seguros y sean bienvenidos.

El Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es un trastorno de origen neurobiológico que afecta a la configuración del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en dos áreas principalmente: la comunicación e interacción social y la flexibilidad del pensamiento y de la conducta.

Se calcula que en España hay más de 450.000 personas con TEA, cifra que se eleva a casi un millón y medio de personas vinculadas al trastorno si se tiene en cuenta también el impacto que produce en sus familias.