La pandemia ha supuesto una situación excepcional en todos los aspectos de nuestra vida, incluida la investigación. Sin embargo, muchos profesionales de este ámbito, comprometidos con el pleno desempeño de su trabajo y cumpliendo y adaptándose a las medidas actuales de seguridad, han logrado continuar con su producción científica. Es el caso del Laboratorio de Investigación en VIH y Hepatitis Virales del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD) en el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, que en lo que va de este año 2020 ha publicado cuatro artículos científicos en diferentes revistas científicas y un capítulo en la Enciclopedia Internacional de Virología.

“A pesar de todo el esfuerzo y medios que desde los Hospitales Públicos gestionados por Quirónsalud en Madrid se está destinando a nivel sanitario para combatir la pandemia, no se ha descuidado la investigación, y no solo en lo relacionado con la Covid-19, sino con el resto de áreas, como son el VIH y el VHC (hepatitis C), otros virus que han azotado a la humanidad y continúan haciéndolo, y que cuentan también con una gran inversión de medios económicos y humanos para conseguir una vacuna”, explica la Dra. Norma Rallón, corresponsable del citado laboratorio.

El trabajo de este laboratorio es posible gracias a la colaboración de diferentes centros. “Nuestro equipo está formado por personal tanto de la Fundación Jiménez Díaz como del Hospital Universitario Rey Juan Carlos, todo bajo el paraguas del IIS-FJD”, comenta la Dra. Rallón. “Formamos un equipo multidisciplinar integrado por investigadores clínicos y básicos, lo que es fundamental para cualquier investigación traslacional que tenga como fin último la mejora de la calidad de vida de los pacientes”.

Cuatro artículos científicos y un capítulo en la Enciclopedia Internacional de Virología

Solo un 1 por ciento los pacientes infectados con VIH son capaces de controlar el virus sin necesidad de tomar tratamiento, los llamados “controladores de élite”. Con el objetivo de buscar estrategias que ayuden al restante 99 por ciento de pacientes, que no tienen esa capacidad natural de controlar el virus, en el estudio titulado “El perfil transcripcional de las células T CD4 memoria en reposo diferencia el control del VIH espontáneo del control inducido por el tratamiento”1, publicado en Journal of Molecular Medicine, estos investigadores han estudiado exhaustivamente las características moleculares de ciertos tipos de linfocitos T CD4 (células que se encuentran en el sistema inmunitario) en un intento de buscar estrategias que ayuden al control del virus sin necesidad de tomar tratamiento.

Por otra parte, la dificultad en lograr un consenso sobre los correlatos inmunitarios de protección frente al VIH -necesario para el hallazgo de una vacuna y/o una posible cura funcional del VIH- ha motivado a este equipo de investigación a revisar la heterogeneidad existente dentro del excepcional grupo de pacientes “controladores de elite”, en el estudio titulado “Los controladores de élite: un grupo heterogéneo de pacientes infectados por el VIH”2. Publicado en Virulence, este trabajo concluye que, a pesar de dicha heterogeneidad, existe una pequeña proporción de estos pacientes que son homogéneos en el mantenimiento del control virológico e inmunológico a largo plazo, los llamados controladores de élite a largo plazo (LTEC), que suponen un hallazgo fundamental a la hora de buscar mejores estrategias terapéuticas dirigidas a controlar o erradicar el VIH.

Otro gran reto para este equipo de científicos es el estudio de la coinfección por el VIH y el VHC, presente en un gran número de pacientes, y que constituye un gran reto para el sistema inmunitario de quienes están infectados. Así, en el estudio titulado “La infección por el VHC y la fibrosis hepática elevada tienen un impacto significativo sobre varios parámetros de la homeostasis de las células T en pacientes infectados por el VIH”3, publicado en Journal of Clinical Medicine, han hallado que determinadas características asociadas a la infección por VIH se ven agravadas por la coinfección con VHC (sobre todo en pacientes con mayor daño del hígado) y, por tanto, plantean la necesidad del tratamiento temprano de la hepatitis C en los pacientes que están infectados también con el VIH para reducir la morbilidad.

En esta misma línea de investigación, el estudio titulado “La fibrosis hepática dificulta la normalización de la inflamación sistémica y la activación endotelial después de la erradicación del virus de la hepatitis C (VHC) en pacientes coinfectados por VIH/VHC”4, publicado en Vaccines, también apoya la necesidad de tratar el VHC lo más precozmente posible en los pacientes que están también infectados con VIH y antes de que produzca daño en el hígado.

Dentro de otros estudios en marcha y fruto de importantes colaboraciones científicas, cabe resaltar la reciente publicación en la prestigiosa Enciclopedia Internacional de Virología del capítulo titulado “Virus de transcripción inversa de las familias Belpaoviridae, Metaviridae y Pseudoviridae (orden Ortervirales)”5, realizado en colaboración con investigadores del Instituto Pasteur y del grupo Biotechvana. En este capítulo se revisa lo que se conoce actualmente sobre los virus del orden Ortervirales, donde se encuentra la familia Retroviridae, a la que pertenece el VIH. Además, se hace una profunda revisión de distintos aspectos taxonómicos de estos virus, de su historia evolutiva y de su ciclo replicativo, así como del papel que desempeñan en los huéspedes que infectan como inductores de enfermedades.

Principales líneas de investigación

Tal y como señala la Dra. Rallón, el empeño del Laboratorio de Investigación en VIH y Hepatitis Virales del IIS-FJD en el Hospital Universitario Rey Juan Carlos es, en términos generales, “la investigación sobre la persistencia y latencia del VIH; los mecanismos de lesión inmune y recuperación; o las estrategias de vacunación terapéutica frente al VIH”.

Con los hallazgos obtenidos sobre los controladores de élite, continuarán investigando en esa línea con el objetivo de encontrar el mejor modelo en la búsqueda de nuevas estrategias terapéuticas dirigidas a controlar y/o erradicar la infección VIH. Además -concluye la investigadora-, seguirán investigando en novedosos y relevantes aspectos, como las implicaciones patológicas que puede tener en los pacientes con VIH la comunicación intercelular mediada por exosomas (esto es, pequeñas vesículas extracelulares que participan en la comunicación y transporte de distintas moléculas entre las células).