Las intrigas palaciegas en el Ayuntamiento de Móstoles continúan en este recién estrenado año 2020, una práctica que se está convirtiendo en habitual desde que Noelia Posse se hiciera cargo de la Alcaldía y decidiera hacer una auténtica criba (en muchos casos en beneficio de familiares o amigos) en el organigrama municipal.

La última tropelía de la regidora ha sido el fulminante cese de la gerente de la empresa municipal Móstoles Desarrollo, tal y como ha denunciado este viernes el PP de la localidad. “A través de la convocatoria extraordinaria y urgente del Consejo de Administración y a propuesta del Gobierno de Posse, se propone el cese de la actual gerente de dicha empresa que fue nombrada tan solo hace seis meses”, apuntan los populares en un comunicado”.

“Los consejeros no han recibido información alguna de los motivos por los que se propone este cese, pero tampoco han dado a conocer ni el nombre ni el perfil profesional de la nueva gerente”, explica el PP mostoleño.

La portavoz de la formación, Mirina Cortés, ha explicado que “desconocemos los motivos por los que se cesa a la actual gerente, pero intuimos que algo grave ha debido ocurrir para convocar de manera urgente el consejo de administración de la empresa Móstoles Desarrollo en el día hoy”.

Cortés ha criticado el “oscurantismo” del Gobierno de Posse, proponiendo además “el nombramiento de una nueva gerente, de la que solo
conocemos que es mujer por la redacción del punto del orden del día en
femenino, pero sobre la que desconocemos su nombre, su perfil profesional e idoneidad para estar al frente de la empresa municipal”.