Las controvertidas decisiones de Noelia Posee al frente del Gobierno municipal no cesa.

Tras el anuncio reciente de dos ediles de Ciudadanos de abandonar la formación naranja por desavenencias internas y de continuar su labor como concejales no adscritos, el Pleno celebrado ayer evidenció una maniobra por parte de la alcaldesa socialista cuanto menos cuestionable, con la connivencia de Podemos.

Posse propuso y sacó adelante una modificación del régimen de retribuciones para favorecer a los dos concejales tránsfugas, manteniéndoles un sueldo cuando sólo les correspondería las dietas por asistencia a plenos.

La portavoz del PP, Mirina Cortés, ha explicado que “el Pacto contra el Transfuguismo suscrito también con el PSOE, obliga a la alcaldesa a no incentivar el transfuguismo político a través de la adopción de medidas disuasorias de carácter económico, reglamentario y protocolario. Sin embargo lo que ha planteado Noelia Posse ante el pleno es todo lo contrario, proponiendo una modificación innecesaria del régimen de retribuciones y que solo atiende a su voluntad de favorecer y amparar a los dos concejales tránsfugas”, ha reseñado.

Mirina Cortés ha asegurado que “la propuesta de la alcaldesa es un ‘traje a medida’ para los concejales tránsfugas, ya que supone el rescate de sus condiciones económicas manteniéndoles un sueldo cuando lo que les correspondería, según el acuerdo aprobado en el pleno del pasado mes de junio, sería el régimen de dietas por asistencia al pleno”.