La portavoz del Partido Popular de Móstoles, Mirina Cortés, ha asegurado que los primeros seis meses de Gobierno de la alcaldesa socialista Noelia Posse han provocado “un grave perjuicio en la imagen y gestión de la ciudad, abocando a Móstoles a la ingobernabilidad”.

Cortés ha realizado un balance de este primer tramo marcado por los escándalos de “enchufismo, nepotismo y amiguismo”, así como por la “paralización de la ciudad, la inacción en la gestión y el desprecio a los vecinos”. “Habíamos conocido de casi todo con el PSOE en el Gobierno, pero el descrédito y humillación al que ha sometido Noelia Posse a Móstoles y a los mostoleños con sus escándalos, ha superado cualquier límite conocido”, ha subrayado.

En opinión de la responsable popular, la regidora socialista “falta el respeto a los mostoleños manteniéndose como alcaldesa, pero lo que es peor, ha roto todos los marcos de convivencia con su actitud hacia los representantes vecinales (ya en instancias judiciales) y con su desprecio por la participación ciudadana, al eliminar la esencia de los Presupuestos Participativos”.

Además, tal y como recalca Mirina Cortés, “por primera vez, Móstoles tiene una alcaldesa reprobada por el Pleno, carece de presupuestos municipales, la comunidad educativa está movilizada ante el deterioro y suciedad de los centros educativos, el mantenimiento y limpieza de la ciudad brillan por su ausencia, y los únicos avances que hay son gracias a los proyectos que la Comunidad de Madrid implanta en Móstoles “.

En ese contexto, la portavoz popular ha vuelto a pedir a Posse “que dimita por dignidad, respeto a los mostoleños y para garantizar el futuro de Móstoles”.